Boda celta

Si te decides por una boda celta vivirás un momento realmente mágico.

Es una ceremonia llena de significado y rituales muy vinculados a la Madre Tierra. Se realizan en sintonia con los elementos y está dirigida por una o dos sacerdotisas.

Puedes realizar alguno de los rituales o realizar una boda celta al completo, incluyendo vestuario y en un lugar en la naturaleza. La novia en este tipo de ceremonia, iba vestida de azul por ser el color que simboliza la pureza.

El altar debe estar orientado hacia el Norte, en el suelo habrá un gran círculo de flores blancas. Se utilizan elementos muy simbólicos como una vela dorada (sol), una vela plateada (luna), la vela nupcial (blanca), un elemento que represente a la tierra que podrá ser un cuenco con sal o una piedra y un elemento que represente al agua. Los invitados estarán formando un círculo.

Como cada inicio de cada actividad, se tomará unos momentos para realizar un ejercicio de sintonización y apertura del corazón.

En primer lugar, se pide la bendición a los cuatro puntos cardinales. Después de esto, entran los novios por el Este acompañados de sus padrinos hasta el círculo de flores. También puede ser al revés y hacer la bendición cuando los novios ya estén ahí.

Tras la bendición, la sacerdotisa o maestra de ceremonia, recitará unas oraciones honrando a los antepasados de los novios y los presentes.

Los novios, deberán traer regalos para los padres y un regalo simbólico de su Tierra como ofrenda a la Madre Tierra.

Para anclar las bendiciones de los familiares y amigos, se utilizará una cuerda larga dorada. Cada familiar o amigo se acercará a los novios, dirá su bendición y hará un nudo a la cuerda para sellarla. La cuerda deberá colgarse después en algún lugar de la casa. También se puede dar una piedrecita a cada invitado, que pondrá en una cestita al terminar su bendición.

Tras entregar los regalos y la ofrenda se realiza el rito del atado de manos o handfasting https://elenadanastherweddingplanner.wordpress.com/2019/12/10/handfasting-o-rito-del-atado-de-manos/ , el intercambio de corona de flores y el intercambio de anillos.

La sacerdotisa o maestra de ceremonia, una vez desatadas las manos, les da un trocito de pan y una copa con vino y miel. Tomarán un sorbo y pondrán un poquito de pan y un chorrito de vino en el suelo en símbolo de gratitud por las bendiciones recibidas.

Después, los novios saltarán por encima de una escoba decorada que simboliza la limpieza de lo viejo para comenzar la nueva vida. Esto puede llevarse también al momento de la entrada de los novios al salón.

Para terminar se hará el cierre del círculo que puede ser en forma de plegaria, canción o incluso baile. Saldrán todos del círculo y por último la sacerdotisa o maestra de ceremonia.

En los textos que acompañan la ceremonia hay un aroma mágico y místico que harán de tu boda un evento profundo, espiritual y diferente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: